17 julio 2006

Al Norte Del Hielo…



En las calles, en las ciudades, se escucha el rumor del viento. Un viento que por las tardes me parte las piernas, me desdobla en desastre, proclama el lamento. Me vapulea con sus dedos y me deja expirando aun con el olor a frambuesas en el pelo. ¿Recuerdas cuando dormirnos sobre la hierba no era más que un experimento? Trenzábamos cuerdas a la sombra de mi dalle, esperando retener lo imposible. Cantábamos historias malditas escritas sobre manuscritos afinando hasta el artículo. Retando a la inconsistencia con apariencia consumida pero armándonos de fuerzas ante lo venidero. Una homilía sin sacramento.

El herbaje emanaba un dialecto extraño, entrelazaba partes de nuestra historia con medias verdades y cuentos. Con deshilachadas cintas de raso rotas, de esmeralda consuelo. Alhucema en el fuego. Azules desenfoques. Vísceras y riñones padeciendo el gris reto del verano. Nadie me había dicho que para ser tuya habría de pasar por encima de la vida otra vez. Y no es que me queje, eso está de más, es simplemente que no alcanzo a entender un solo día sin ti. Cromáticos soldados, abasto de luna, luna roja, ropa vieja. Lustros de dolor marchito. Un mensaje cifrado bajo la caricia de un sol que de tan flamígero que asistía hizo arder la tahona. Tu vida por la mía y de poder nacerte te pariría yo misma. Ausente de simiente que mi vientre fuese tuyo, y con ella en las entrañas descorrería la pena amarga con tanta soltura que nadaríamos en ambrosías. Seduciendo al espíritu que eterno desfallecería ante tal muestra de hondura. Deleitando a la muerte misma, otorgándole la lluvia de la vida con el manifiesto de nuestro cárdeno río. No es locura, es delirio, exaltación literal del amor e incluso física. Como argumento. Como única revelación a seguir. Dogma que glorifica las intenciones de estudiarnos, de poseernos sin grado. Y desposeernos de lo sobrado. De fundirnos sin medida en desprendidas lágrimas que formarán nuestra cueva, con atolones de enredaderas y perlas negras donde jugar nuestros niños. Con el viento por marea. Con la ternura por receta. Con el elixir aun entre los dientes, retorciéndonos la boca en esperpéntico aguacero de quiebros balbuceos. Volver a ser párvulos sin serlo. Aprender a hablar de nuevo, sin más saber que el sabernos. Sin más pretender que el amarnos.

El norte adormece nuestros latidos. Inscrito sobre la fibra queda dicho que la entrega es solo una pequeña muestra de lo que sacas de mi. No soy “mi” sin “tu”. Y sin inscribir tan solo queda el olvido.
Que se resta…
Que se va…

*Un caracol pasea por una maceta. El primer copo de nieve cae sobre su hogar. Hiriente de repente el cielo con inclemente pasión, le vomita desabrigo. Pero él, aún con el orgullo de quien desespera por tranquilidad, sale de su escondrijo sin más prisa que la eternidad y repta hasta el tronco que velludo le consuela con algodones de cristal donde quebrar y dar sepelio a su ya dejo y acéfalo corazón.*

…Vuelvo al invernadero de hielo, donde colmamos la locura de tenernos. Me hago pequeña con solo olerte. Solo siento.


Ivanka

6 Comments:

Blogger Verde said...

...me encanta :(

yo quiero olerte :(

y matar a la prisa

17:31  
Blogger CrackeriA said...

Sin palabras

esto marcha...

17:38  
Blogger Verde said...

"De fundirnos sin medida en desprendidas lágrimas que formarán nuestra cueva, con atolones de enredaderas y perlas negras donde jugar nuestros niños. Con el viento por marea. Con la ternura por receta. Con el elixir aun entre los dientes, retorciéndonos la boca en esperpéntico aguacero de quiebros balbuceos. Volver a ser párvulos sin serlo. Aprender a hablar de nuevo, sin más saber que el sabernos. Sin más pretender que el amarnos."


por favoor... :_(

17:52  
Anonymous Jon flamingos said...

De lo mejor que te he leido reina

el segundo parrafo no la sobra nada, es la perfeccion hecha escritura, si sigues asi emjor dejarte escribirnos los cuentos de verano a los demas

que calidad coñe

Nadie me había dicho que para ser tuya habría de pasar por encima de la vida otra vez. Y no es que me queje, eso está de más, es simplemente que no alcanzo a entender un solo día sin ti.""

esto es cercano oido, pero sigue volviendome loco tras leeerlo



""Y desposeernos de lo sobrado. De fundirnos sin medida en desprendidas lágrimas que formarán nuestra cueva, con atolones de enredaderas y perlas negras donde jugar nuestros niños. Con el viento por marea. Con la ternura por receta. Con el elixir aun entre los dientes, retorciéndonos la boca en esperpéntico aguacero de quiebros balbuceos.""

esto deberia de darse en las escualas como ejemplo de como escribir

18:03  
Anonymous KakTuS said...

Ves?
Ya tenía yo razones más que fundadas para hacer esto, que sin ti, no sería igual, quedaría descafeinado.

Eres inmensa Crack

Te queremos

18:26  
Anonymous subpresy said...

sigo diciendo que si tuviera q tener una diosa, sin duda serias tu...

tus palabras, son divinas, benditas caricias a los sentimientos...

como me gustaria poder escribir con esa claridad y bienhacer...

miles de besitos zarigüeya islandesa!

13:19  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home