18 julio 2006

Doloro...


Había destintando de su vestido la didelfa figura. Olvidada, mascullaba el cómo llegar a encontrar un nido de víboras donde entregar con su canto la esférica amargura que sujeta con las mugrientas uñas una copa de cristal. Embriagada, brinda con aliño de joyas antiguas, a un amor que capitula la emoción enjuta con abrazaderas olivas. Sosiegos, armonías. De ensueño bizarro, y gitano, y por qué no, también escafandra de turbios mares. Océanos discordes en un hemisferio despoblado. Un amor que descifra las vocales y construye abecedarios donde sudarnos las venas.

Desnuda y noctámbula encaro con sangre por lágrimas, el fruto rojo que me regalaste, no sin antes prender la pena en los árboles y trepar por un piano desmembrado, hasta alcanzar el puñal indefensa. Llorar ya no cuenta, pues tengo impermeables los ojos. Tu prisa, mi prisa. No me hables sin tinta, que segregan las letras ese veneno eremita que se filtra hasta la medula y pasa revista a cualquier centinela que se atreva a retar la mala suerte, que infortuna mi estado vital y normal, mi estado glacial de artista marginal e imposible.

“Río la suerte. La suerte de perderme alguna vez en un torrente. Contigo. Conmigo. Y ahogarme, y ahogarme cada sed, y aplacar el hambre que alguna vez quiso provocar la precariedad de encontrarme a solas con la cruda realidad. De encontrarte y sin parar de besarte, leerte, entenderte, amarte. Tenerte con los dientes. Hablarte con la bilis enterrada. Desearte entornando el instante. Enunciarte. Mencionarte. Sin tu mano, no imaginarme. Sin tu piel, yacerme. Cavárame la tumba en un jardín con flores. Blancas, diminutas. Con cárdenos albores. Con lívidos temblores en las pupilas que se disipan en los labios de la muerte. Luxaciones de la vida. Distorsiones que sin remilgo me maldicen cuando echarte de menos me supura. Este alfeñique no madura y de mientras te espero, desespero. Y mientras te añoro, me deploro.”

Solo es un lamento, hueco, seco, que no indoloro.


Ivanka

5 Comments:

Anonymous subpresy said...

"tengo impermeables los ojos..."

me kedo con el sabor amargo de esa sensacion...
de esa añoranza incontenible, melancolia extrema, necesidad de respirar el mismo aire...

alabanzas en capazos es lo que mereces...

yo sólo te puedo dar un sincero beso.

17:24  
Anonymous KakTuS said...

Sólo quien amó en la distancia es capaz de comprender ciertos ayes. Carencias y ausencias.
Dolores que son y no son, mientras cavan añoranzas y suspiros a la luna.

Una vez más... grandiosa Ivanka

17:31  
Anonymous verde said...

3 en un dia :(

madre mia....

shhhh....

(no puedo decir nada..
amo tus letras tanto como a ti)

gracias...de verdad :(

(C) !!!!!!!!!!!!!!!!!!

18:34  
Blogger anouk said...

"mientras te espero, desespero. Y mientras te añoro, me deploro"

Es el grito sordo, ausencia de sonido. Las palabras se resumen cuando cae una lágrima. Nada falta, pero todo sí.

Granulados de roto sonido, somnífero. Magnífico texto, artista. Eres un libro sabio simpre abierto. Desprendes el amor por cada poro de tu piel. Melancolía en rama.

Abrazos, Diosa.

19:23  
Anonymous verde said...

:( ...

como diria el principe
que brutal ...

23:58  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home