06 agosto 2006

la diferencia entre la naranja y la mandarina



las tardes anaranjadas suelen molestarme en tu ausencia,
a veces hasta lo hace el frío estrellado del invierno,
a veces, sin ti la vida es esa hoja en blanco,
ese borrón que atormenta,
esa palabra imposible.

esta tarde, y sus gajos minutos somnolientos de esperanza,
me dividen el corazón, me desvalijan de coartadas,
los muros odian la saliva..
envenenan lo que en ellas se sostiene,
igual que los cajones envejecen las fotografías...
esta tarde caduca mi vergüenza,
pero me voltea la sonrisa por tu falta.


predico mi pena, con la ultima nota que de tu boca saliera,
entonando ese silbido de amargura que aterrara hasta al silencio,
que hasta el odio sintiera maldito su nombre,
y te evoco, te sostengo, te bailo la calma,
y me encuentras,
para quedarte.

me molestan, las tarde anaranjadas,
por que en ellas encontraba tu boca
por que doblan la mirada a las esquinas,
y el recuerdo anestesia la memoria...


beso...
beso tus piel de ángel.


Verde

2 Comments:

Anonymous Tu prometida said...

Te amo

22:06  
Anonymous Flamin' said...

gracias verde, eres tan grande.....

13:16  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home